Aprende a leer más rápido

¿Estás preparado para adquirir este fantástico súperpoder que te hará la vida mucho más fácil?

Si quieres disminuir el tiempo que empleas en leer libros, artículos, trabajos, etc…, si quieres mejorar en tu campo profesional, o, simplemente y no menos importante, lo haces por el placer de disfrutar de la lectura este post puede serte de mucha ayuda.

Mi intención es facilitarte unos conocimientos que llegaron a mí hace unas semanas, para que de esta manera tu también puedas sacar provecho de ellos. Yo, personalmente, estoy muy contenta de haberme encontrado con estas técnicas. Y aunque aún sigo practicando, ya empiezo a notar los increíbles resultados de este método.

Quizás pienses que esto no es útil para ti, pero…¿Sabías qué dicen que para ser un verdadero maestro en algo se necesitan unas 10.000 horas de prácticas? ¿Sabes a cuanto equivaldrían? A unas diez horas por semana en veinte años. Está claro que si a la semana haces 20 horas, los años que tardarías en conseguir la maestría en tu campo serian la mitad, 10 años. Pero… ¿Y si te dijera que incluso podrías ahorrarte un año o más, si también leyeses y mucho sobre tu campo? ¿Seguro que no te interesaría? Es posible que estés pensando «uuuf leer… que aburrido» Yo un día también lo pensaba, pero este pensamiento por desgracia se debe a cómo, de pequeños, nos fueron presentados los libros: en casa en la escuela… pero de eso te hablaré en otro post. Hoy quiero decirte que: te guste o no, la lectura es una de las mayores herramientas, por no decirte la mayor que tenemos para aprender. Y ¿a quién no le gusta ser bueno en algo? ¿A quién no le gusta avanzar, mejorar? Pues quizás si tu respuesta a estas dos últimas preguntas ha sido negativas, lo siento te he hecho perder el tiempo. Tenias razón, no necesitas leerte este post. Pero si tus respuestas han sido afirmativas, abre bien los ojos y disfruta del contenido de mi modesto, pero revelador post.

Si has continuado leyendo, quiero darte mi enhorabuena. Las personas que dicen saberlo todo, son las que no avanzan, en cambio tú hoy has dado un gran paso para lograr tu sueño. Pues los sueños crecen gracias a nuestra imaginación, y ¿cuál es el mejor maestro para ejercitarla? La lectura.

 

El campo visual de un adulto es capaz de captar 180º. En el caso de los niños 110º. Bien pues, de este porcentaje que seria nuestro 100%, tan solo usamos el 5 % al leer. Numerosos estudios han corroborado que aumentando este porcentaje tan solo otro 5 % , podríamos leer el doble de rápido.

¿Cómo? Conociendo que son las fijaciones y como controlarlas y con la ayuda de marcadores.

¡Empecemos!

Técnica de la fijación


Según el diccionario de la real academia española una fijación es la acción y efecto de fijar o fijarse. Para entenderlo mejor, estas se dan cuando tus ojos se detienen en una palabra del texto que estas leyendo. Las llamaremos “golpes de vista”.
De pequeños nos enseñaron ha leer haciendo una fijación por cada palabra leída. De este modo, realizamos muchas fijaciones lo que conlleva a un mayor tiempo de lectura. Ademas, de la enorme perdida de tiempo, y hoy en día con la cantidad de cosas que tenemos que hacer, es pagar un precio muy grande, por leerte un libro. Pero es que ademas, con cada fijación nuestro celebro se cansa. De tal modo que si realizamos menos fijaciones, nos cansaremos menos, comprenderemos mejor y por último, iremos más rápido.
Increíble, ¿no?
Es cierto que al principio puede resultar difícil, pues nunca es fácil cambiar un hábito, que desde pequeños teníamos muy arraigado, como el de la lectura, pero ES POSIBLE. Sólo tienes que creer en el método, en tu increíble capacidad, ser persistente y por supuesto, practicar mucho.
DEJA DE LEER Y PONTE A PRACTICAR
Sí, como os he dicho anteriormente, gracias a la lectura podemos aprender mucho, pero… seamos sinceros, la teoría sin la práctica no llega a nada. Y como no quiero que eso te pase a ti, he preparado un rápido ejercicio, para que identifiques por ti mismo qué son las fijaciones y aprendas a controlarlas.
—¿Mi sueño? —dijo Adelaida— Es poder seguir soñando.
       *      *              *           *             *      *          *            *
Cada estrella equivale a una fijación, es decir, a un golpe de vista que al leer esta frase nuestros ojos hacen.
¿Y si, en vez de 8 fijaciones, hacemos 4?
—¿Mi sueño? —dijo Adelaida— Es poder seguir soñando.
            *                         *                      *                     *
¿Y dos?
—¿Mi sueño? —dijo Adelaida— Es poder seguir soñando.
                        *                                               *
Por increíble que te parezca puedes llegar a leer la frase entera tan solo con una.
—¿Mi sueño? —dijo Adelaida— Es poder seguir soñando.
                                              *
TRUCO
No empieces nunca a leer la linea por la primera palabra. De este modo desperdicias parte de tu capacidad perceptiva.

 

Y para finalizar este post, donde os muestro como puedes convertirte en superheroe de la lectura, me queda hablarte de una técnica muy sencilla.

 

Técnica del marcador


Estas ya las conocías desde tu época escolar, pero… por no considerarse bien vistas socialmente, las eliminaron de tu forma de leer. Te aconsejo que si quieres leer más rápido, las recuperes de tu baúl de los recuerdos pues, a diferencia de lo que muchos creen, son unas grandes aliadas a la hora de entender el texto.

Y te preguntarás ¿pero de qué estas hablando? Un marcador sería por ejemplo: reseguir la lectura con el dedo.
¿Cómo puede ayudar esto a tu comprensión y velocidad lectora?
Gracias a esta técnica, reducirás los esfuerzos innecesarios de los ojos y establecerás una mayor conexión entre el texto y el cerebro. Lo que hará que aumente tu concentración en la lectura, siendo ésta más rápida y eficiente.
Puedes utilizar cualquier otro marcador, sino te sientes cómodo resiguiendo tus lecturas en publico con el dedo, como por ejemplo: un boli, un lápiz, etc. De hecho George Steiner, profesor, crítico y teórico de la literatura y de la cultura, y escritor, definía a un intelectual como”aquella persona que lee un libro con un lápiz en su mano”.

PRACTICA
Coge un texto y un marcador y sigue mis consejos. ¡No desistas a la primera de cambio!

¡Empecemos!

—Ves, poco a poco, aumentando la velocidad del marcador:
1º→ Una línea, un segundo. Es decir, resigue, mientras lees, con tu marcador la líneas, pero no tardes más de un segundo de tiempo, antes de pasar a la siguiente línea. Sigue este ritmo durante unos cinco minutos.
2º→ Una línea, medio segundo. Haz lo mismo que antes, pero esta vez mueve tu marcador a una velocidad mayor. Resigue cada línea en medio segundo, y baja a la siguiente para volver a hacer lo mismo. De nuevo, mantén esta practica durante unos cinco o diez minutos.

Al principio, es posible que no pilles todas las palabras de la frase. Pero con la práctica y entrenamiento, tus ojos se acostumbraran y aumentará el numero de palabras comprendidas en cada fijación.

 

Bien, mi post finaliza aquí pero si te ha interesado aunque sea mínimamente este tema, te animo a que sigas buscando por tu cuenta en diferentes blogs, páginas webs, etc.
Te recomiendo:
www.lecturaagil.com
www.tecnicas-de-lectura.com
Pero hay muchos más lugares o bien libros sobre el tema. Así que ¿a qué esperas?

Ahora ánimo y a leer muchos libros este 2017, yo ya tengo una larga lista de libros que leer, que con la practica seguro que conseguiré incrementar.

¡DISFRUTA DE TU LECTURA!
Porque leer no es aburrido, sino todo lo contrario. Leyendo entretienes más a tu mente que viendo la televisión, ya que utilizas un número mayor de neuronas.
Por lo tanto, es imposible aburrirse, si sabes leer bien.

 

Publicado en Post y etiquetado , , , .

5 Comentarios

  1. Me parece muy interesante este post Cris (y sí, como ves me he estado mirando tus post jaja aprovechando que tengo tiempo ahora). A mi madre le vendría muy bien que lee despacito, yo admito que, por suerte, leo bastante rápido porque leo desde que aprendí a leer de pequeñita.
    Tienes mucha razón con lo de que según como nos presenten la literatura nos gustará leer o no. Es más, le doy un ejemplo real a tu blog.
    Mi hermana no leía nada de pequeña (ahora tampoco XD peeeeero) y de pequeña hubo una época que siempre, (sieeempree) antes de dormir, iba a leerle a su cama. Entonces ella comenzó a leer por su cuenta y devoraba los libros de Junie B. Jones y Kika Super bruja. Cuando creció un poco más lo dejó, se ve que tenía que haberle leído más pero yo estaba a otras cosas y bueno… ahora ya eso de que le lea con 18 antes de dormir no va con ella ni conmigo 😛

    • Sí a mi misma me pasó, no me gustaba leer de pequeña, supongo que porque me obligaban en el cole, en casa… hasta que cogí por mi cuenta un libro que me encantó, y me atrapó para siempre en la lectura 🙂 Creo que hacías muy bien en leerle a tu hermana, yo con el mio no lo hice y no le gusta nada leer, no lee ni a su propia hermana XD pero bueno, seguro que algún día se darán cuenta de lo que se están perdiendo 🙂 ¡¡Mil besos!!

  2. Muy interesante el post, aunque en lo personal siempre he considerado que leo bastante rápido,(sobretodo si el libro me atrapa profundamente) nunca viene mal conocer estas técnicas y ponerlas en practica (quizás hasta parezca intelectual con el lápiz jajaja)

    • Estoy de acuerdo contigo, cuando un libro te atrapa es increíble lo que puede llegar a aumentar tu velocidad XD pero no esta de más saberla como dices 🙂 ¡Gracias por leerme!

Deja un comentario