Un hermoso regalo llamado maternidad

¿Qué significa ser madre?

Estoy segura que todos responderíamos a esta pregunta sin pensar. Se es madre cuando tienes un hijo. Ese es un modo, el más común y visible de ser madre pero, después de mucho pensar he llegado a la conclusión de que, no es el único.

Siempre que pensamos en el día de la madre, nos vienen felices y hermosos recuerdos a la mente, pero… como todas las cosas este día puede ser como una espada de doble filo, uno suave y tierno y otro afilado y tremendamente doloroso. ¿A qué me estoy refiriendo?

TE INVITO A REFLEXIONAR CONMIGO

Veréis después de mucho pensar y reflexionar he llegado a la conclusión de que ser madre no es algo tangible o algo visible sino algo que se lleva en el corazón. Algo con lo que se nace. Te puede parecer una autentica locura lo que estás leyendo, pero deja a un lado tu mentalidad racional y excéntrica y párate a pensar en:

Esas mujeres que desean a toda costa ser mamás, pero que por una cuestión u otra no pueden, para mí ellas con el amor que están desprendiendo a esa nueva vida que un día desean acunar, ya están alimentando un alma que estoy segura un día les llegará a sus brazos, de una u otra forma. Es posible incluso que no la hayan parido ellas pero aún y así ese pequeño bebé o niño habrá sido alimentado con su amor durante la larga lucha que lidiaron hasta conseguir llegar a él.

 

Esas mujeres que de igual manera alimentaron con todo su amor a un alma que si llegó a estar en su interior pero que por distintos caprichos del destino tuvo que volver antes de tiempo al cielo. Hoy esos bebés están observando desde su cielo a su mamá, en este día tan especial. Si eres una de ellas mira al cielo y dedícale una sonrisa.

 

Esas hijas que perdieron a sus madres, hace mucho o poco tiempo da igual, quiero que sepan que para este tipo de amor el tiempo no corre, es efímero, este amor no muere nunca. Si te sientes parte de este grupo quiero que sepas que tu mamá está protegiéndote desde un tranquilo lugar del cielo y se siente muy orgullosa de ti.

 

Esas niñas que juegan y sueñan un día con ser mamás. Ese sentimiento no es ningún juego, ellas ya tienen esa semilla en su corazón, que con el tiempo ira creciendo hasta estallar y no poder acallar ese fuerte deseo con el que ya nacieron.

Esos hombres, que aunque no hayan nacido mujeres se sienten una de ellas, y sobre todo sienten que esa pequeña semilla también se plantó en su corazón. Si eres una de ellas, no dejes de luchar pues si esa semilla crece en ti es porque un día un alma llegará para regarla.

Esas madres que podemos ver cada día por la calle y sabemos con claridad que son madres o quizás lo serán muy pronto. Sí sin duda este es el grupo al que siempre felicitamos en un día como hoy. Y sin duda se lo merecen, pero…

Para mi ser madre va más allá y no es algo visible, sino algo que está oculto en el corazón de unos pocos, pues no creas que todas las madres que puedes ver con tus ojos, lo son de verdad. En muchas de estas mujeres la semilla no llegó a crecer y a pesar de ello no podemos negar que son madres, aunque bajo mi punto de vista, y aunque suene duro, no lo son y nunca lo llegarán a ser. Madre se nace y cuando se va creciendo, a veces antes a veces después, se empieza a despertar ese amor incondicional que sin tener aún a quien demostrárselo envuelve toda nuestra alma. Para mí esto es ser madre. Y si tú te sientes parte de ese gran grupo que engloba a todas la madres, ese que atesora la hermosa semilla llamada maternidad en su corazón: ¡FELICIDADES!

Publicado en Post y etiquetado , , , .

Deja un comentario