Reseña: Un tipo con suerte

Autor: Enrique Vidal

Obra: Un tipo con suerte

Género: Ficción espiritual / policíaca

Año publicación: 2017

Páginas: 149

RESEÑA

Tesoros reflejados en la historia sobre el autor:

Uno de los tesoros que más me han llamado la atención y que creo que es la marca especial del autor es su prosa tan poética y reflexiva que a parte de darle a la historia un hilo que te anima a continuar leyendo le ofrece una melodía especial que te hace amar cada frase, cada pensamiento del protagonista. Sinceramente no tengo el placer de conocer a Enrique pero, por su obra se ve que es un tipo a parte de con suerte XD gracias a ese hermoso don que Dios le ha otorgado para la literatura. También se refleja entre sus palabras una persona sensible, que empatiza con facilidad con el prójimo y sobre todo, muy observadora.

Sobre la obra:

Vagar por los recuerdos de uno mismo no siempre es fácil, y esto es lo que hace durante cuatro largos días de interrogatorio su protagonista, remover esas heridas de las que ha estado intentado escapar durante toda su vida, con tal de encontrar a un extraña mujer que se pasa la vida como él, escapando de si misma. Y tras este viaje no solo descubre con la ayuda de la Guardia Civil la identidad y el paradero de esa extraña mujer que parece pasar desapercibida pero que esta volviendo locos a los agentes por su capacidad de desaparecer sin dejar huella sino que el propio protagonista aprenderá a disfrutar de la vida sin tratar de huir, simplemente disfrutando de los placeres que esta te brinda, ya sea la música, los libros o la compañía de un niño. Un auténtico viaje espiritual que te muestra la complejidad de la mente humana y la sencillez de la felicidad.

Enseñanzas y valores:

Creo que una de las enseñanzas más características que nos ofrece esta obra es sobre todo a enfrentarnos a nuestros recuerdos, nuestro pasado y a no huir de los problemas, pues huyendo te obsesionas en ellos y los atraes con mayor facilidad.

Los problemas, las dificultades vienen cuando vienen, no podemos hacer nada por evitarlas, lo que sí que podemos hacer es enfrentarlas con la cabeza bien alta y aprender de ellas. Esto es lo que nos hace ser más fuertes y a la vez disfrutar de esos pequeños instantes entre problema y problema, ese instante que se hace llamar: felicidad.

Análisis de la narración:

Como bien he dicho anteriormente, la forma de crear hermosas frases con sentido, musicalidad y lírica en el mínimo de palabras posibles aporta calidad, profundidad y emoción a la obra. Su manera de intercalar esas profundas reflexiones con la trama de la historia hacen que dicha novela cobre mayor sentido y fuerza.

Opinión personal:

Este tipo de géneros no es el que suelo leer, pero me ha sorprendido lo atrapada que me ha tenido esta obra de principio a fin, no solo por descubrir que ocultaba esa extraña que se hacia llamar de mil formas distintas para ocultar su identidad, sino por la cantidad de reflexiones, pensamientos y enseñanzas que iba descubriendo gracias a la extraordinaria memoria y sensibilidad del protagonista.

Frases y reflexiones hermosas de la obra

“Siempre el mismo sol y la misma lluvia, porque sabemos que, incluso cuando más brilla el sol, hay humedad en el ambiente y que, cuando más llueve, el sol sigue ahí escondido detrás de las nubes, tímido, a la espera de que llegue su momento.”

“No te olvides de olvidarme.”

“Su vida era una batalla que sólo se libraba en su alma. El cuerpo no era sino una cárcel.”

“Todo es recuerdo, hasta la idea que en nuestra mente tenemos del futuro.”

“La lectura se había convertido en su ancla al puerto de la cordura.”

“No hay peores monstruos que los que viven dentro de uno mismo.”

“Mis certezas desayunan dudas.”

“¿Qué sabemos de las ambiciones del alma más que el hecho de que esta ambiciona hasta después de muerto el cuerpo?”

“Aún no había anochecido pero la ciudad parecía llevar ya un rato amodorrada entre las sábanas, acumulando los recuerdos de otro día gastado.”

“Tal vez, vivir sea esperar en una marquesina a que pase tu autobús soportando madrugadas heladoras y bochornos estivales. “

“La ansiedad y los miedos, que se dan la mano al amanecer, sirvieron de cuco para abrirle los ojos al tic—tac del mundo.”

“A veces, cuesta más bucear en unos recuerdos que en otros, en especial en los difíciles porque, por mucho que uno se lave, en las manos, siempre que acarician esos recuerdos queda algo de porquería.”

“A veces, las estrellas fugaces surcan calles y pueblan aceras, y entregan sus premios de la forma que menos se espera.”